Annecy: una mirada argentina el festival de la animación

Argentina fue la invitada de honor del 50º aniversario del encuentro de animación más importante del mundo. Agustín Álvarez, gerente de producción de la productora local Manos Digitales, estuvo allí participando en el mercado del festival, y nos trajo sus impresiones.

El Festival de Annecy es una gran fiesta. Más allá de las rondas de negocios dentro de su mercado (el MIFA), en un entorno mágico, con sus calles angostas y de aire medieval, consus pintorescos puentes y sus canales de agua turquesa cristalina en la que nadan cisnes y patos silvestres, podemos encontrarnos con genios de la animación o participar de una conferencia sobre efectos visuales y producción de largometrajes. O asistir a proyecciones de cortometrajes, largo-metrajes, telefilms, comerciales y otros, todos (porsupuesto) animados, mientras arrojamos los tradicionales avioncitos de papel a la pantalla esperando cómodamente sentados en las butacas de la Grande Salle. O, tal vez, tengamos la suerte de ser invitados a alguna de sus fiestas temáticas, como la de Argentina, donde veríamos un número de tango protagonizado por Milena Plebs, comeríamos empanadas, matambre y alfajores, e incluso (¿quién dice?) podríamos pedirle a Peter Lord (fundador de Aardman y crea-dor de Walace y Gromitt y Pollitos en Fuga, entre otras genialidades) que nosacompañe en un partido de bowling. Otros podrían cruzarse con Matt Groening y pedirle un boceto original, a lo cual accederá de la mejor manera y les regalará una versión políticamente incorrecta de Bart Simpson o de Homero.

Luego del estreno de Plumíferos, aventuras voladoras, Manos Digitales Animation Studio decidió emprender su lanzamiento internacional y abordar mercados y opciones para su nuevo proyecto que ya se encuentra en desarrollo. Es por esto que, como una de nuestras primeras me-didas, decidimos participar del MIFA (Mercado Internacional de Films de Animación) dentro del Festival.

Éste fue el marco ideal para contactar producto-res, animadores y técnicos, que nos permitieron, no sólo abrir las puertas a nuevos negocios internacionales, sino que también pudimos darnos cuenta de que la animación argentina sigue sorprendiendo con su nivel de realización, y que nada tiene que envidiarle a las producciones del resto del mundo.

Este año, junto con el apoyo de la Fundación Export.ar, el INCAA brindó acreditaciones para las productoras concurrentes y contó con un gran stand que proporcionó el espacio necesario a los productores argentinos para tener sus reuniones de negocios. También el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a través de Opción Audiovisual, hizo su aporte generando el primer Catálogo de Animación de Buenos Aires -que fue entregado a las empresas nacionales e inter-nacionales del sector,  para que tengan la posi-bilidad de conocer la vasta oferta de animación de nuestra ciudad- y organizando reuniones con inversores extranjeros e instituciones para conocer más los mercados internacionales.

La fundación Export.ar también realizó un relevamiento entre los productores con el objetivo de evaluar la participación. Se llegó a la conclusión de que fue un evento exitoso con la concreción de varias ventas, en su mayoría, de servicios. Los países europeos apuntan sus miradas a estas latitudes a la hora de buscar animación de calidad y con buenos resultados. Las productoras de largometrajes como Manos Digitales, también tuvieron su oportunidad: Plumíferos, aventuras voladoras fue vista por más de 50 compradores internacionales dentro de una biblioteca digital y muchos de ellos ya están interesados en ver más producciones de nuestro estudio.

En su edición número 50, en concordancia con el Bicentenario y junto con el INCAA, el Festival creó un espacio de homenaje a la animación argentina dándole un lugar de privilegio en su programación. Más de 30 cortometrajes fueron seleccionados por Caloi en su Tinta para ser exhibidos.

También nos encontramos con algunas selecciones dentro de las competencias oficiales como

Teclópolis(Cortometrajes - Javier Mrad), Gran-des Civilizaciones: La Antigua China (TV Films – Federico Badía) y Telenovela (Cortos Comerciales – Pablo y Florencia Faivre). El genial Juan Pablo Zaramella deslumbró con sus cortos y publicidades en una retrospectiva donde se pudo disfrutar de su reconocido Viaje a Marte, El Guante y Lapsus (producidos en conjunto con el escritor y guionista Mario Rulloni), entre otros.

Aquí es donde una delegación formada por ca-si 50 argentinos desembarcó para mostrarle al mundo qué tiene nuestra animación en este bicentenario, una animación llena de ideas, proyectos, calidad y muchas ganas de crecer para volver a posicionarse como la pionera que fue y volver a ganarse la mirada y el respeto del mundo. Con nuevos talentos, tan geniales como los de antaño.

Este tipo de eventos internacionales son necesarios a la hora de abrirnos al mundo y demostrar que nuestra calidad de producción está a la al-tura de las grandes producciones del exterior. Solo es necesario empezar a colaborar y entender que, muy lejos de los individualismos, está el éxito de una industria de animación pujante en la Argentina. Y son los grandes aportes nacio-nales como los del INCAA, la Cancillería, la Fundación Exportar y Opción Audiovisual, con los que se puede contar a la hora de salir a la búsqueda de nuevos horizontes para comercializar nuestra producción y vender nuestros servicios.

Manos Digitales Animation Studio se lanza así a la búsqueda de nuevos talentos y de nuevos encuentros, teniendo como próxima escala en este viaje ExpoToons 2010, con quienes ya estamos en conversaciones para lograr una activa participación en un evento que promete ser excepcional y que ya ha logrado convertirse en un polo de encuentro internacional referente en Sudamérica. Junto con Ventana Sur, en diciembre de este año recibirán lo mejor de la producción internacional en Puerto Madero y permitirán nuevamente demostrar la calidad y el nivel de los artistas argentinos.