Arcade Fire – The Suburbs (MERGE)

Arcade Fire nunca llegó a conmovernos del todo. Sus primeros dos discos son buenos, claro. Pero jamás lloramos con ellos, ni bailamos su euforia. Y The Suburbs es aún más complicado. En primer lugar, es un disco sobre la adultez, algo peligroso para el pop y el rock. En segundo lugar, es demasiado largo. De tener 20 minutos menos sostendría mejor nuestra atención. En tercer lugar, se le nota demasiado lo pomposo, lo Importante, “Estamos Hablando de la Vida y la Verdad y el Amor”. No es que no haya lindas composiciones, como “The Suburbs”, “Rococo” y “Sprawl II” en donde las cuerdas, la intensidad indie y los toques synth pop funcionan muy bien, volviéndolo emotivo. También, a medida que uno lo escucha, gana en profundidad. Pero es un disco complejo, probablemente un parteaguas en su carrera, un mojón en lo que significa el indie en el 2010, un objeto distante, marcado por la Historia, difícil de amar.