Arrancar por el otro lado

Plan B, de Marco Berger

Durante este mes, Plan B será propuesta principal de cine MALBA para el fin de semana. La ópera prima de Marco Berger, a quien aquí entrevistamos, cuenta la historia de Bruno, un chico que intenta seducir al novio de su ex novia para recuperarla y, en medio, la confusión... El final queda para las butacas, pero mencionamos aquí lo buena que es la película, su importante alcance humano y narrativo.

¿Cómo llegaste a la historia?

La imagen inicial era una iglesia donde un chico interrumpe una boda y tanto el novio como la novia piensan que los vienen a buscar. Quería filmar un triángulo, unido al descubrimiento de la sexualidad. En la idea original todos sabían lo que estaba pasando, pero esto lo anulé para concentrarme en la historia de los dos varones.

No entramos al INCAA, pero los productores tenían un número, así que empecé a desarrollar el guión. Entonces se enganchó más gente, armamos un equipo reducido, conseguimos la cámara HD y en diez días la filmamos. Una batalla... Teníamos que adaptarnos a las circunstancias: pocos actores, buena estructura de diálogos e historia.

 

¿Por qué no hay adultos en la película?

El personaje de Víctor lo iba a hacer un actor muy viejo, pero no lo ubicamos y llamé a Damián Canducci. Igualmente, los adultos que vie-ron la película, de hecho gente muy grande, se emocionaron mucho. Elogiaron la seriedad y la forma en que se toca el tema. Plan B es muy adulta a pesar de hablar de jóvenes.

 

¿Qué pensás de la relación amor-infancia entre Bruno y Pablo?

Uno de los personajes, para robarle la novia al otro, quiere hacerse amigo de él. Bruno (Manuel Vignau) quiere seducir a Pablo (Lucas Ferraro). Pero la forma deseducir adulta es en el terreno de lo sexual, y allí seguramente la historia fallaría desde temprano, porque todo sería muy evidente para el segundo personaje. Así que Bruno lo busca de una forma infantil: cartas, regalos, juguetes. Él no piensa en volverlo gay y después decirle a la novia. Como sabe que Pablo en algún momento tuvo algo fantasioso con un hombre, busca ir por el mismo lugar, seducirlo en lo romántico y entonces quedarse con la chica... Su situación tampoco es infantil: es el final de la infancia y el principio de la adolescencia... ahí obviamente hay un espejo con el despertar sexual, con esa edad en la que realmente uno tiene las primeras revelaciones.

 

¿Por qué crées que Plan B ganó el festival Diversa?

La gran discusión con esta película es si es de temática gay o no. Me parece que la aceptación del público homosexual y del festival Diversa tienen que ver con que se toma en serio el tema. No es una historia gay en la que hay plumas o lo que socialmente se cree que debe haber. Está tan alejada de eso, que es como si por primera vez, la persona gay se pudiera identificar, porque ve a un personaje muy masculino, alguien que le gusta el fútbol, es muy chongo, y además puede llegar a ser gay. Un varón que trata de enamorar a otro, y lo engaña, pero es un varón que tiene muy clara su masculinidad. Creo que los Diversa premian que eso también existe: que el gay tiene muchas formas, y una es la del pibe al que le gusta el fútbol, sale a tomar cerveza con sus amigos, y le gustaría que, si les dice que es gay, lo sigan invitando al fútbol y a dormir a la casa, porque no los va a violar, y no es nadie raro. Simplemente tiene la mirada puesta en un objeto diferente.

Así como conté yo la película, podría alguien contarla al revés... Lo que importa es que se me-te a jugar con las formas del amor.

 

¿Considerás Plan B una comedia romántica típica, con moraleja final?

Yo la catalogaría como comedia romántico-dramática, porque no es que te reís todo el tiempo. Pero lo de la enseñanza... no hay una pretensión de que te quedes pensando. La película cierra por lo que les pasa a los personajes en particular y como círculo dentro de sí misma. Quizá tiene una enseñanza, pero no tiene que ver con el género comedia-romántica, sino en cuanto al ejercicio de la libertad y el deseo: el ser humano tiene deseos y, si no los concreta, se muere. Si los concreta, vive y florece.