Guía práctica para la Anti Distribución

Variables, principios y atributos que un distribuidor no debería perder de vista. ¡Jamás!
Ilustración: Manuel García

Antes de empezar: como queda demostrado en este exhaustivo Manual, la Anti Distribución es una ciencia compleja que no debe caer en manos de cualquier principiante. Por eso, no la compartas. Tus conocimientos sobre Anti Distribución son tuyos.

◙  El trabajo de los demás, por el contrario, es de todos. Es fundamental que no dejes de prestar atención al éxito ajeno, para minimizarlo primero y copiarlo después. Si el último gran éxito de taquilla fue un thriller africano sobre el crimen organizado entre las jirafas, asegúrate de conseguir todas las películas africanas que puedas, o thrillers, o cualquier cosa con jirafas y ametralladoras. El realismo mágico es ley para el Anti Distribuidor: lo que funcionó una vez tiene que funcionar de nuevo. Y si no funciona, la culpa es de otro: el fracaso, definitivamente, no es tuyo.

◙  No seas imaginativo. Para la Anti Distribución, todas las películas son iguales, las salas son siempre las mismas, la comunicación se hace siempre igual y todo el mundo conspira en tu contra. No cambies estas reglas sencillas: intentar algo nuevo aumenta las chances de que el resto de los Anti Distribuidores se mofen de vos si fracasas. Y, lo que es peor aún, cambiar te obligaría a pensar.

◙  Los documentales y las películas fuertes siempre fracasan, las comedias románticas y las películas en 3D siempre son un éxito. Las películas sobre futbol o religión no funcionan. Las películas con Darín sí. Las películas con niños y animales domésticos y las películas francesas, sí; las películas latinoamericanas y las películas con ancianos no. Tu rol como Anti Distribuidor es encontrar películas con la mayor cantidad de elementos de éxito, y la menor de fracasos. Un ideal sería, entonces, una comedia romántica francesa en 3D protagonizada por Ricardo Darín y niños y perros labradores, y con la menor cantidad de ancianos y pelotas de fútbol posibles. Eso sería el cielo.

◙  Un Anti Distribuidor de ley no ve cine, o ve la menor cantidad de cine posible. Si con la lista de ítems anterior no lográs elegir una película sin verla (que es lo ideal), tu mérito como distribuidor disminuirá mientras más minutos de proyección te lleve definir si una película es buena (todas las películas son malas hasta que demuestren lo contrario). El promedio del Anti Distribuidor principiante es tomar una decisión al final del primer rollo. Si quedaste atrapado por la trama, o la belleza de una película, y te tienta seguir hasta el final, quizás debas dedicarte a otra cosa.

◙  Si vas a diseñar un poster, no olvides la máxima de la Anti Distribución: Todo Suma. Incluí en el diseño los premios, las nominaciones, selecciones oficiales, no oficiales y los festivales a los que la película casi fue seleccionada. Si aun así no lográs tapar toda la imagen con premios, poné todos los textos entre laureles. El público no se entera. Y no dejes de incluir a los actores conocidos, y por las dudas a los no conocidos también (sus familias también van al cine, ¡Todo Suma!).

◙  Un principio de la Anti Distribución es que el éxito se mida siempre igual, no importan las características de cada película, ni el deseo de sus realizadores. Si incorporásemos esas variables, el negocio sería un caos, y ningún Anti Distribuidor podría presumir de su éxito ante el resto de los Anti Distribuidores, y tampoco podría reírse de su fracaso.

◙  Cuando una película falla es porque no llovió el fin de semana. Si es un éxito, es porque, con el calor, la gente quiere estar un rato en espacios con aire acondicionado. Si una película es un éxito es porque los fines de semana largos son como un fin de semana doble. Si una película fracasa es porque con el fin de semana largo se fue todo el mundo a Mar del Plata. Una película fracasa porque una de esas noches jugaba la selección de fútbol. Si triunfa es porque mientras los hombres miraban el partido, sus esposas se iban a ver una buena peli. La Sabiduría del Diario del Lunes es la lógica imprescindible de todo Anti Distribuidor.

◙  El arte de la Anti Distribución es complejo, pero no te desanimes: los Anti Distribuidores siempre podremos contar con  la ayuda de los Anti Exhibidores, los Anti Realizadores y los Anti Funcionarios para hacer más fácil nuestro trabajo.

◙  Ahora que lo sabés todo sobre la Anti Distribución, ya podés olvidarte de cualquier nuevo aprendizaje. Como la Biblia y el Zodíaco, la Anti Distribución lo explica todo, y es universal y eterna. No hace falta actualizarte, ni aprender de los demás, y quizás ni siquiera escucharlos. Ahora sos un Anti distribuidor. Ahora lo sabés todo.