Kanye West - My Beautiful Dark Twisted Fantasy (Roc- A- Fella Records)

Volvió Kanye, desafiando la idea continuamente recurrente de que ya está de vuelta, de que es un loco desaforado (la más transparente de las realidades en Twitter). A diferencia de su último disco, descarnado, brutal en temática; alienante y pegajoso a la vez en recursos sonoros, este tiene el sabor de revancha. Kanye vuelve a sus temas clásicos: el desprecio por sus competidores (particularmente Young Jeezy), la exaltación de su personalidad, incluso en su peor faceta. Es un disco de combate, donde arrea a su tropa. Entre los grandes temas del mismo se destaca “All Of The Lights”, una colaboración altamente emocional con Rihanna; el primer single “Monster”, donde la descose Nicki Minaj, joven y prometedora  rappera con flow terrorífico e imaginativo; y “Don’t Stop”, con Pharrell Williams y Lupe Fiasco, frenético, fiestero, repleto de sonidos percusivos de alta caribeñidad. Otra gran obra en una carrera repleta de ellas.