María Canale

¿Quién es esa chica?

María Canale tiene 23 años y es actriz. Estudia teatro desde los 16 y cuando terminó el colegio empezó con la seguidilla de intentos laborales: camarera, docente de teatro en una escuela primaria, profesora de yoga, cocinera-vendedora de comida, secretaria de un médico. En el medio, obra con Guillermo Angelleli y ensayos empecinados con la promesa de un sueño a cumplir: la pantalla grande. Hasta que este año hubo lo que podríamos llamar un “ok” divino: protagónico (compartido con esas otras dos promesas del semillero actoral vernáculo que son Ailín Salas y Martina Juncadella) en la ópera prima de Milagros Mumenthaler, Ausencias (N. de la R.: finalmente la película se tituló  Abrir puertas y ventanas). A partir de ahí, mudanza a Almagro, cursada en el IUNA y clases de guitarra y canto. Y esto último es más que un hobby. María empezó a componer canciones y ya tiene un repertorio armado que dará a conocer al público en próximas fechas. Sus ojos verdes no dejan de buscar. Su bicicleta la ayuda a llegar de un lugar a otro. Y, cuando hay que olvidarse un rato de todo, los lagos de Palermo acompañan su trote.

 

(Texto publicado originalmente en la edición del mes de agosto de 2010)