Neil Young - Le Noise

Por lo menos llama la atención que uno de los discos más rockeros, ruidosos y perfectos de la temporada lleve la firma de un músico pronto a cumplir los 65 años de vida. Le Noise, “el ruido”, pero escrito en forma elegante –porque tiene algo de francés–, es el último disco, a la fecha, del imperecedero Neil Young, y contiene en sus ocho canciones, la esencia pura, si algo así es posible, de lo que hizo el canadiense en sus largos años de carrera.

Rock en estado salvaje, guitarras afiladísimas, una voz bien reconocible, y, además, la presencia fantasmática de un productor que las sabe lunga, el también canadiense Daniel Lanois, dan por resultado un disco demoledor. Young, en su grandeza, hasta tiene tiempo de tocar, entre tanta furia, algunas canciones acústicas, de esas que tanto les gustaban a nuestros padres.