Una película en tu muro

Aprovechando el enorme caudal de público cautivo que tiene y las posibilidades de promoción que ofrece, Facebook se lanza de lleno a la distribución online de películas con Flick Launch.

 

El enorme crecimiento que en las últimas dos décadas experimentó el cine digital diversificó hasta límites insospechados los modos de llevar adelante un proyecto cinematográfico. La proliferación de cámaras digitales de video -y el arrojo de varios directores dispuestos a utilizarlas- tuvo un efecto democratizador en el cine, al menos en su instancia de producción. Pero esa apertura no se dio del mismo modo ni con los mismos tiempos en el ámbito de la distribución. Fue recién con la aparición en Internet de diversos sitios de video (Youtube, Vimeo y otros enfocados exclusivamente en el cine) que los realizadores encontraron un espacio propicio de encuentro con su público, por fuera de las empresas distribuidoras. Claro que dentro del tsunami de información que supone la Web tampoco resulta sencillo acercar a estos sitios a los potenciales espectadores. Especialmente en un momento como el actual en el que la mayor parte de los usuarios de Internet raramente asoma la cabeza por fuera del ecosistema que le proponen las redes sociales. Conciente de este panorama, un equipo de jóvenes desarrolladores americanos diseñó un modelo de distribución que lleva la película allí donde las audiencias ya están: en Facebook. Flick Launch es un sistema de distribución mediante el cual los responsables de la película podrán percibir ganancias por su trabajo y los espectadores terminarán por convertirse en una suerte de productores ejecutivos de los films. La película sencillamente es subida a Facebook y a partir de allí tiene una forma de distribución por etapas. En una primera instancia, un número limitado de usuarios podrá acceder a una visualización gratuita tan solo oprimiendo el botón “Me gusta”, con el cual además la estarán promocionando entre sus contactos. Alcanzado ese número de visualizaciones, quienes deseen ver el film deberán pagar entre uno y cinco dólares, monto del cual los productores se quedan con el 70 por ciento y Flick Launch con el 30. La primera película en alistarse a esta modalidad es Blues, dirigida por Brandon Sonnier y protagonizada por Sydney Poitier, Ty Hodges y Ari Graynor. A pesar de tratarse de una primera experiencia, la compañía tiene todo el optimismo posible y ya tiene equipos trabajando en aplicaciones para iPad, iPhone y Android así como en la agilización de los sistemas de pago a través de Facebook.

http://www.facebook.com/flicklaunch