“El robo del siglo”: Era por abajo

Guillermo Francella y Diego Peretti encabezan el primer tanque nacional del año bajo la dirección de Ariel Winograd.

Por Enrique D. Fernández.

 

El cine de Ariel Winograd nos tiene acostumbrados a las comedias de tono liviano con algún que otro guiño a las producciones que llevan la firma de Judd Apatow, pero podríamos decir que con “El robo del siglo” el realizador argentino finalmente encontró el punto de maduración que necesitaba para consolidar una película de mayores proporciones.

 

Así como en su momento supo ponerse al frente de una heist movie como fue “Vino para robar”, ahora Winograd se carga uno de los sucesos criminales más importantes en la historia de nuestro país como fue el golpe al Banco Río del año 2006, en la que un grupo de ladrones se llevó un botín millonario por medio de un boquete que construyeron durante meses.

 

Por un lado tenemos un desarrollo centrado en la planificación del robo en cuestión, y por otra parte tenemos al dúo protagonista de Guillermo Francella y Diego Peretti, encargados de aportar el toque distendido (Peretti emula a un Seth Rogen bajo los efectos de la marihuana) y argento (Francella como embajador del chiste popular). La suma de estas partes hace que “El robo del siglo” cumpla con las normas para satisfacer al espectador promedio, siendo una propuesta sólida, dinámica y eficiente.