“It: Capítulo 2”: Muere monstruo muere

El clásico de Stephen King que batió récords de audiencia en el 2017 llega a los cines con un desenlace sobrecargado de referencias, cameos y, por supuesto, sustos.

Luego de consagrarse entre los realizadores de género más prometedores de la actualidad con la mega taquillera “It (Eso)”, el argentino Andy Muschietti regresa para mostrarnos el desenlace de la terrorífica historia basada en el clásico best seller de Stephen King. Con “It: Capítulo 2” Muschietti redobla la apuesta gracias a un mayor presupuesto que le permitió acceder a estrellas de la talla de Jessica Chastain, James McAvoy y Bill Hader, además de poder desarrollar un concepto visual de mayores pretensiones.

La trama se lleva a cabo 27 años después de los sucesos que acontecieron durante la primera entrega, cuando el grupo de adolescentes que derrotó al payaso Pennywise se reencuentra en su versión adulta para enfrentar una vez más a la monstruosa entidad que se esconde en las cloacas de Derry y, de paso, superar algunos traumas del pasado.

Esta continuación marca una diferencia importante con respecto a su antecesora, siendo que su estructura narrativa combina al elenco de los más chicos con el de los mayores a base de flashbacks y constantes conflictos que abusan de los efectos digitales. El problema con “It: Capítulo 2” es que Muschietti peca de ambicioso y pretende elaborar demasiadas ideas y situaciones a lo largo de unas casi tres horas de duración que se hacen sentir en la butaca del cine. Una prueba más de que “It” sigue siendo una obra sumamente compleja para querer adaptar en la pantalla grande.

Por Enrique D. Fernández