CINEMACON 2019: El futuro que viene

La mega expo del cine se realizó una vez más en el mítico Caesar Palace de Las Vegas en Estados Unidos. Estuvimos ahí para ver de primera mano las películas y tecnologías de las que se hablará en los próximos meses.

Cinemacon arrancó el lunes 1 de abril con su tradicional desayuno internacional en el que se presentaron números globales y tendencias de la industria. El patrocinador principal fue GDC, el fabricante chino de equipamiento para cines que crece año a año y que desplazo a las tradicionales marcas sponsor de Estados Unidos.

En términos globales, la industria en el 2018 tuvo un mínimo crecimiento del 4 % comparado con el 2017. Esto se debe, según explicaron varios panelistas, a que el 2017 fue excepcionalmente bueno en promedio. Ya se sabía que iba a ser muy difícil mantener o superar ese récord.

A modo de ejemplo, China, México, Estados Unidos, Canadá, Corea del Sur y Australia tuvieron crecimientos en sus taquillas anuales, mientras que países como Alemania, Inglaterra y Francia retrocedieron. En el caso de Sudamérica, el resultado fue variable dependiendo del país, pero sin números significativos hacia un lado o el otro.

A la hora de entender el mercado global es importante considerar que Estados Unidos fue durante décadas el líder de la taquilla internacional. Hoy, se ubica en el tercer puesto detrás de India y China.

Esto es, claro, hablando de venta de tickets. En facturación, Norteamérica sigue peleando la punta, ya que, el valor de la entrada en USA supera el promedio global de 5,20 dólares, una cifra muy superior a la que ostentan los gigantes asiáticos.

Los estudios desplegaron un verdadero arsenal de películas con estrenos muy taquilleros que arrancan ahora y no paran hasta fin de año.

Los especialistas coinciden en que el 2019 será un año récord para el cine a nivel mundial. Ojalá la economía local no nos deje fuera de la fiesta.

Esta maratón de estrenos va a beneficiar al exhibidor, pero seguramente hará más complicada la programación de cine nacional.

Como punto positivo para toda la industria, es innegable que estas mega películas traccionan mucho público y vuelven a instalar el hábito de ir al cine.

 

LOS AVANCES DE TECNOLOGÍA

A nivel tecnología podemos destacar lo siguiente:

1) Las pantallas LED siguen creciendo como opción para reemplazar al proyector, pero son aún muy caras. Todo apunta a que bajarán de precio y que en algún momento serán más alcanzables. En una pantalla de LED la película se ve muy distinta que en una pantalla de cine convencional. Y esto como siempre tiene amantes y detractores. En mi opinión, técnicamente se ve con mayor contraste y bordes más nítidos. Pero no parece cine.

2) Por su enorme capacidad de mostrar cruelmente hasta el más pequeño detalle, exige producciones impecables, efectos perfectos y un mínimo de 4K de resolución. Son muy desagradables y evidentes los tonos de degradé en las sombras, los solarizados en los colores y otros efectos indeseados que la proyección tradicional disimula y que estos dispositivos sacan a la luz.

3) Cobró más fuerza la tendencia a ofrecer soluciones para obtener proyecciones con negros más profundos, blancos más plenos y colores de paleta ampliada. Esto que inicialmente presentó Dolby para sus cines Dolby Vision y que hoy ya tiene otros tres competidores.

4) Para que el público pueda disfrutar de este beneficio se necesita no solo masterizar la película en una forma especial, diferente para cada proveedor, sino también contar con un proyector que soporte dicha tecnología.

5) La gran pregunta es si los estudios estarán dispuestos a generar distintos masters de cada título para cada una de estas tecnologías y asumir los costos de logística y distribución que esto implica.

6) Del otro lado, hay que ver si el exhibidor invierte en comprar o actualizar sus equipos para hacerlos compatibles con este sistema. Para ello, será fundamental saber cuántas películas van a venir masterizadas en este formato y más importante aún: si el público va a notar la diferencia, pagar más caro y buscar dónde ver su película.

7) El láser es la fuente de luz para proyectores que claramente se está imponiendo en el mercado.

Actualmente, los fabricantes de proyectores incluyen toda una gama de proyectores láser y los precios son cada vez más asequibles. Existen también compañías que ofrecen reemplazar la fuente de luz Xenon de un proyector usado por una fuente láser. Esto, en la mayoría de los casos, hace perder la garantía original del equipo. Como novedad aparecieron empresas que ofrecen pagar el recambio a láser por hora de uso y de esta forma evitar el desembolso inicial.

 

DISTRIBUCIÓN Y TENDENCIAS

Sigue creciendo la distribución electrónica de contenidos vía satélite y fibra óptica, desplazando lentamente la distribución por discos rígidos en la mayoría de los territorios.

Sobre este tema hay una gran noticia para Argentina, ya que, la firma india QubeCinema anunció una inversión millonaria en el país para instalar sus dispositivos QubeWire de recepción de películas a través de internet con o sin fibra óptica en todos los cines del país.

En el primer año proyectan conectar y dar servicio a 100 cines sin costo alguno para el exhibidor y bajando drásticamente costos y tiempos de envío para los distribuidores.

La plataforma permite que cualquiera, desde un mega estudio a un independiente, pueda enviar una película a cualquier cine de Argentina con una simple laptop desde cualquier parte del mundo.

Esta misma facilidad la tendrán los productores nacionales para enviar sus títulos a cualquier cine del país o el exterior (siempre y cuando sean países conectados con la tecnología QubeWire).

La tecnología 4D sigue creciendo en aceptación en todo el mundo, claro está que el principal consumidor sigue siendo el público joven y siempre para películas determinadas. La oferta de efectos depende de cada fabricante y va desde una simple vibración de la butaca a movimientos importantes acompañados por efectos en la sala de viento, lluvia, olores y demás. En este segmento, la empresa local Lumma sigue creciendo con un producto impecable a la altura de los mejores del mercado.

Otra tendencia que creció en este último año es la de “tematizar” y equipar distinto cada sala del complejo para satisfacer a un público específico. Por ejemplo, en un mismo complejo puede haber una sala orientada a cine arte, otra para niños, otra para películas de adolescentes, etcétera. Todas con distintas decoraciones, mobiliario, butacas y equipamiento técnico acorde a los títulos a exhibir y los gustos del público target. Esta tendencia contrasta con el concepto anterior de las cadenas multinacionales en las que todas las salas eran uniformes.

En los Lobby, sigue creciendo la oferta de entretenimiento y se conjuga el VR (realidad virtual y realidad aumentada), con videojuegos y más para promocionar estrenos y brindar alternativas de entretenimiento al espectador.

EL CIERRE

En términos generales fue una buena feria con buenos stands, anuncios y concurrencia de los referentes de la industria.

Como conclusión final, me alegra repetir el mismo concepto de los últimos 3 años y ver que se sostiene en el tiempo: pese al crecimiento de Netflix, Youtube, Amazon Prime y otras plataformas emergentes, el cine sigue creciendo. El público que las plataformas ganan lo obtienen de otros entretenimientos para el hogar. Pero a la hora de salir de casa, el cine sigue siendo, en buena parte del mundo, la opción preferida.