"El retiro": hablamos con Nancy Dupláa

Haciendo Cine pudo dialogar con la actriz de la comedia sentimental protagonizada por Luis Brandoni.

Nancy Dupláa, protagonista de varios éxitos televisivos, desembarca tras Relatos Salvajes con "El Retiro", película en la que comparte cartel con Luis Brandoni, demostrando que la grieta es sólo política. Haciendo Cine pudo dialogar con Dupláa días antes del estreno de el film familiar, del que también participan Soledad Silveyra y Gabriel “El Puma” Goity.

¿Cómo fue la experiencia de rodar con Luis Brandoni?

Bien, fue buena. Desde el momento en el que nos sentamos en el primer ensayo lo abracé y lo besé. Y sí, si me decís hiciste un trabajo para que tu ideología no bloquee, sí lo hice, en pos de que esto salga bien, por el director, para que la experiencia fuera buena para cada uno de nosotros y lo fue.

¿Por qué hiciste tan poco cine?

Porque no me gusta. O no es que no me gusta, la verdad es que llega el cine en el momento en el que siento estoy capacitada para atravesar la experiencia, por el lugar que le doy al trabajo en mi vida, medio secundario. En la televisión hay un mecanismo que yo fui aprendiendo, en donde me sentí muy cómoda, y empecé a ganar un lugar importante. Se trabaja en un horario que me permite organizarme como persona y me deja tiempo para lo que más quiero. Estoy cómoda en la tele y siempre rechacé el cine. Además cuando vi las pocas experiencias que tuve, no me gustaron, no la pasé bien mientras las hice. Con el aplomo de los años llegan ciertas ganas de explorar. Damian Szifrón me llamó para Relatos Salvajes, y es un director que ama a los actores, te recibe y la experiencia con Ricardo Darín fue muy grata.

Tal vez la idea que tenías del cine se desprendía de tu primera experiencia en El desvío…

Puede ser, el mecanismo de trabajo fue similar a la televisión, todos los actores veníamos de ahí. El retiro llega en un momento luego de que Tamae Garateguy me invita a participar de 10 palomas, y al poco tiempo me llegó ésta.

Fue en continuado…

Casi. "El retiro" me llegó a los 10 días de decirle que sí a Tamae, me cae re bien ella, amo a Guillermo Pfening, el protagonista, y la historia es muy buena. Y me animé. Con "El retiro" me pasó lo mismo, me enviaron por celular el guion, tarde una hora en leerlo, ni me levanté, y cuando me dijeron que estaba Luis Brandoni dije sí, no me lo quiero perder.  Me animé, dije que sí y la barrera que tenía con el cine yo misma la bajé.

En El retiro interpretas a Laura, una mujer que termina convirtiéndose casi en la madre del padre. ¿Qué te atrajo del personaje?

Este hombre al haber dedicado su vida entera al trabajo y distanciado sus vínculos, su mujer e hija, al haberle quitado tiempo por el trabajo, viene a enmendar ese vínculo roto con su hija, como conductor de una transformación estaba buenísimo, mi personaje se transforma en la película y transforma al padre con las herramientas que tiene, era un lindo conductor.

Laura es una bohemia ¿Cómo conectaste con eso?

Muy fácil, yo también tengo eso. No soy una universitaria, dejé dos carreras. Después estudié teatro y la pegué en esto. Esa cosa bohemia la tengo, desde ahí era fácil. No había mucho desafío para narrar el personaje, me era fácil, por eso dije que sí.

¿Con qué te gustaría que la gente se conecte con El retiro?

Con que con el paso de los años uno puede modificar cosas encalladas y estructuradas, hay que hacer mucha fuerza, ser muy laboriosa, pero se pueden cambiar ciertas cosas de la vida, hay otras que son irreversibles.