Estreno: "Con este miedo al futuro"

Entrevistamos a Nacho Sesma, director, y a Facundo Cardosi y Ailín Salas, protagonistas de esta novedad de factura local

La segunda realización de Nacho Sesma (Noche de Perros), "Con este miedo al futuro", propone el viaje a los convulsionados días de un hombre (Facundo Cardosi) perdido entre un presente agobiante, un pasado que no lo conforta, y un futuro plagado de incertidumbres y miedos.

En el camino, una alumna (Ailin Salas) le dará algún atisbo de esperanza. O no.  Tal vez lo que logre sea ubicarlo en la disyuntiva de querer seguir perdido.

Haciendo Cine pudo hablar con el director y los protagonistas para conocer más de la propuesta, que tuvo su paso por el último BAFICI y que este jueves logra su estreno comercial.

Después de Noche de perros me dio ganas de contar algo completamente distinto, con cosas en común como la noche, la ciudad, el actor. Me gusta cambiar y probar cosas distintas. Pienso las películas desde los personajes, no desde la trama de la historia, y quería contar esta transición del personaje y filmar de otra manera, con otras cosas y recursos con los que aprendí. Dejando de lado el trípode, por ejemplo, y haciéndola con cámara en mano”, dice Sesma.

Experimenté bastante con los actores. Estudio mucho los diálogos, y si bien Facundo y Ailín  improvisan en algunas ocasiones, sabía que el contraste entre ellos iba a “garpar”. Los personajes contrastan, quería que los actores también. En general quedaron las primeras tomas de todo. Hay cierta naturalidad de Ailin que queríamos que quedara”, indica.

Mi personaje es simple y aporta frescura y liviandad al protagonista, quise priorizar eso y realmente darle ese lugar de simpleza. Hay cosas que a veces es mejor es aceptar ese rol y no sumar cosas porque no va con la propuesta. Con Facundo lo trabajamos desde el humor, divertirnos, medirnos amistosamente, creo que nos divertíamos actuando juntos, eso se ve en la película, hay algo que es bastante cercano a mí, busqué en mí eso de no volverlo algo complejo cuando no es necesario”, reflexiona Salas sobre su rol.

Y agrega “conocía el trabajo de Nacho, ví Noche de Perros y a Facundo en ella. No nos conocíamos, nos cruzamos varias veces, pero acá sumamos como actores. Creo que nos complementamos bien, me sumó algo del humor que no tengo tan trabajado, fue muy fácil trabajar con él”.

La composición es diferente a lo clásico de componer a un personaje, acá que la edad o físico podría ser similar, tomo de mí características y exploto acciones que tienen que ver con la energía. Hay que entender la estructura dramática y las unidades y de esas unidades qué voy a contar. La composición viene por ese lado, que es lo que hice, tal vez otro actor con otro funcionamiento o idea de estudio hace otra cosa. El cine no es continuo, hay picos de energía, pero no continuo. En teatro es distinto, uno entra en esas unidades o lenguaje que presenta la escena o el director y queda una vibración, pero te acomodás, hay algo que cambia y varía, y el cine al no ser acumulativo te permite eso. La clave es ver cómo mantenerlo”, dice Cardosi, actor de larga trayectoria en teatro, que vuelve a protagonizar un film de Sesma.

Salas suma sobre el momento que está viviendo profesionalmente y qué le dejó haber pasado por Con este miedo al futuro: “me siento en un momento bastante nuevo en relación a mi creatividad o manera de expresar, esta película ya es medio del pasado, porque desde que las hago hasta que se estrena, es así, me es raro verme, porque pasó tiempo y creo que siento y haría diferente, es nuevo, pero siento que profundizo en el camino, quiero hacerlo cada vez más, ser más honesta con el trabajo, buscar ms poder llegar a la verdad en las escenas, es muy difícil, y si está queda proyectada en las películas. Siento que estoy haciendo eso, y a la vez es muy infinito, porque cada experiencia de vida te da más herramientas, la actuación va muy ligada a la experiencia personal”.

“Una de las cosas que estaría bueno es con cómo afrontar las transiciones. Acá el personaje hace cosas autodestructivas que lo hacen peor, pero termina bien, saliendo a flote. Ese es un poco el mensaje. Me gustan las películas con finales felices o alentadores. dice Sesma sobre qué le gustaría que pase con la película y la conexión con el público

Y Cardosi agrega “más que con los personajes con la historia, que la pueda transitar, pensando en uno o en otro, que pueda correr, estar, que no se aburra, o sí, que salga, que entre, esos tránsitos me interesan, más allá de lo estético o los personajes”.