FICSUR 2°edición: El cine tiene cara de mujer

El foco del festival, que se celebra en las ciudades de Rio Grande y Ushuaia hasta 15 al 22 de marzo, se centra en la mirada femenina

No hay prueba más evidente de la fuerza del género femenino en la Industria del cine que en la segunda edición del FICSUR (Festival Internacional de Cine de los países del Sur del mundo), a partir de la activa participación de realizadoras, actrices, productoras, técnicas, etc. que han sido invitadas a la muestra para compartir trabajos, reflexiones e ideas y evidenciar, entre otras cosas la inequidad existente en una medio que siempre ha sido (y es) manejado por hombres.

Si en la primera edición el foco era mostrar aquellas imágenes que no circulaba por medios tradicionales, dominadas por productos comerciales y películas que repetían discursos hegemónicos, en la segunda, acompañando un cambio de paradigma evidente y necesario, la mujer tiene un protagonismo a partir de la exploración, dentro y fuera de la pantalla, de nuevas expresiones que reflejen la paulatina transformación acerca del rol que a la mujer siempre se le ha asignado.

El Festival, una muestra con más de 82 películas, de las cuales alrededor de 60 han sido dirigidas por mujeres, y 78 son estrenos en Tierra del Fuego, sirve para demostrar que los discursos pueden además de entretener, generar conciencia, dialogar con el presente y llevar imágenes alternativas a propuestas dominantes.

La muestra tuvo dos aperturas, una en Río Grande, una ciudad que alberga a casi 80 mil habitantes, cuenta con cines comerciales que acercan superhéroes y películas de género extranjeras que no reflejan el momento de la lucha por equidad, y que con el Festival ha demostrado que es necesario movilizar recursos para ampliar visiones.

No hay un solo tipo de mujer, y el Festival viene a oponer otras miradas a eso que se da llamar el universo femenino, hay múltiples universos femeninos y la muestra los refleja, no solo con las películas sino con todo lo otro que va a haber”, dijo en esa apertura Paula De Luque, realizadora (“Juan y Eva”), Directora General de FICSUR, para luego homenajear a Lita Stantic, Julieta Díaz (madrina de la muestra), y a Margarita Maldonado, del pueblo originario Selk’Nam. A continuación se proyectó “La noche de 12 años” de Álvaro Brechner.

La otra apertura fue en Ushuaia, ciudad con alrededor de 75 mil habitantes, en la sala Niní Marshall, con participación de la Gobernadora Rosana Bertone, premio para ella, para SAGAI (Sociedad Argentina de Gestión de Actores Intérpretes), Julieta Díaz y Norma Noguera, periodista local, personalidades de la Industria y la exhibición de “La reina del miedo” de Valeria Bertucelli.

Y eso de “todo lo otro”, que hablaba De Luque, en el primer día, permitió pensar y re pensar algunas cuestiones asociadas al género y la mujer. Por ejemplo SAGAI, con la presencia de Mora Recalde, Celina Font, Anahí Berneri, Vanessa Ragone y Rocío Gort, acercaron información y reflexiones que demuestran que hay mucho por trabajar hasta lograr el 50/50 en 2020, que además está a la vuelta de la esquina.

Una encuesta encarada por la Comisión de Género de SAGAI, entre sus socios, de la cual participaron 1116 personas, con una matriz que se está compartiendo actualmente en otras entidades, reveló datos alarmantes que exigen un urgente cambio en la Industria.

El 75% de las mujeres y el 65% de los varones dijeron que han sufrido maltrato laboral y el 66% de las mujeres y el 32% de los hombres han manifestado sufrir acoso sexual en el ámbito laboral y en algún momento de sus carreras, como así también el 50% de las actrices que realizaron escena de sexo, reconocieron haberse sentido incómodas durante las mismas. La información de la encuesta será compartida en breve con un análisis pormenorizado de las respuestas brindadas por los participantes y otros temas como la negación a hablar en los discursos sobre la sexualidad femenina, invisibilizando, por ejemplo, la diversidad en las películas.

La charla fue más allá de números, con un simple y rápido análisis que manifestó Ragone “de las 10 películas nacionales más vistas de 2018 te fijás en los títulos y se llaman Re-Loca, Perdida, Acusada, contra El Potro, El Ángel, hay algo ahí también”, y luego de desarrollar aquellos puntos se están trabajando y conversando hace dos años con el INCAA para modificar la desigualdad que existe en las producciones le dio la palabra a una realizadora clave del cine nacional: Anahí Berneri.

La directora de “Alanis” manifestó su recorrido y exploración sobre el universo femenino a través de sus películas, la censura sobre el cartel de “Alanis” y también su paso por la televisión con “Morir de Amor”, protagonizada por Griselda Siciliani, en donde no tuvo el corte final y fueron eliminadas escenas en las que desarrollaba una línea asociada al deseo femenino, que justamente es aquello que poco y nada se trabaja en pantalla y mencionó casos de acoso durante el rodaje de la propuesta.

En la apertura, también Berneri habló con HaciendoCine y dijo “venía haciendo un trabajo en el que todas mis películas hablaban de una incomodidad sobre el rol de la mujer, a partir de cómo los veía yo. En todas hay una lectura social del rol de las mujeres, y es una alegría lo que ocurre, el cambio de paradigma, festivales como FICSUR que visibilizan a la mujer, me parecen necesarios”.

Es todo un desafío entender el momento en que estamos, siempre me pareció que la cinematografía femenina argentina es potente, no sé por qué. El cine es un arte muy especial y que exista la visión femenina y masculina es esencial, no creo que no deba existir la masculina”, sumaba Natalia Smirnoff (“El Cerrajero”) ese mismo día.

Ser la madrina es una alegría y un honor, siento responsabilidad, en un Festival me entrego a ver cosas, me interesa mucho el cine argentino y poder conocer otras cinematografías” dijo Julieta Díaz minutos antes de la primera ceremonia de apertura en Río Grande, y luego, reflexionando sobre el rol de la mujer en el cine y en general, dijo en diálogo con Diego Trerotrola “estamos pensando entre todes nuestros lugares. Barajar de nuevo. Son años de humillación, de matanza y de violencia que vivimos y solo las mujeres lo entendemos”.

Laura Novoa, jurado de la muestra, en la misma línea indicó “es un honor ser parte de la muestra y me llena de orgullo ser jurado, tal vez que tiene que ver con algo de mi trayectoria. La representación que busca el festival sobre el cine y la mujer es reivindicativa y que sea en el Sur también. Estamos deconstruyendo de a poco, y este festival dirigido al Sur y la mujer es un lugar para poder hacer visible esto, dando espacios, minoritarios, por ahora, a directoras, autoras, en una Industria que sigue manejada por hombres”.

La presencia femenina y el estreno de “Joel” de Carlos Sorín, protagonizada por Victoria Almeida y Diego Gentile, que tuvo su estreno finalmente en Tolhuin, ciudad en la que se rodó, han sido los highlights de un Festival que, alejado de lugares comunes invitó a reflexionar y a re pensarnos.

En Tolhuin, Sorín estuvo junto al protagonista del relato, Joel Noguera, su familia, y todos aquellos que, de alguna manera, se involucraron en el proyecto. A propósito de esto De Luque, conmovida por la actividad sumó “con el cine en el alma y en el cuerpo. El cine es entre muchos. Siempre. Por eso es felicidad”.

Y en ese entre muchos, entre charlas de referentes de la participación de las mujeres en la industria, como Lita Stantic, con un foco en el que se pudieron ver sus producciones con mujeres directoras, como “La ciénaga”, de Lucrecia Martel, o “Camila”, de María Luisa Bemberg, o Vanessa Ragone, dialogando sobre su experiencia como productora, o Anahí Berneri, con su mirada lúcida sobre la mujer y el deseo en el cine, FICSUR configuró un espacio clave para los tiempos que corren, con mujeres que avanzan, sin pedir permiso para reclamar el lugar que hace más de 100 años el cine le tiene negado.

FICSUR se celebra en las ciudades de Rio Grande y Ushuaia del 15 al 22 de marzo de 2019.