Informe: El modelo del cine provincial

Las películas de producción provincial no sólo muestran otra cara de la realización cinematográfica, sino que abre mercados en los que el cine argentino no suele dominar.

Cuando hablamos de cine argentino agrupamos todo como si fuera un ente, un cuerpo, homogéneo. No lo es en cuanto a géneros, formas de producción ni visión sobre el mismo cine.

Pero, además, el público de las provincias es muy receptivo con las películas que se realizan con producción local.

No es sólo una cuestión de identidad. También lo es a nivel comercial. Películas provinciales han logrado ventas que no suelen tener ni los tanques, locales e internacionales, como fue el caso de “De caravana” en Córdoba; “Camino a La Paz” y “Road July” en Mendoza, “Los nadies” en San Juan; “El bumbún” en La Rioja; y “Los dueños” y la reciente “El motoarrebatador” en Tucumán.

Particularmente fuertes son los casos de Córdoba y Mendoza.

Ambas provincias cuentan con leyes audiovisuales de estímulo a la producción y desde 2010 a la fecha estrenaron casi una decena de títulos locales cada una.

Si bien los mercados de Capital Federal y Gran Buenos Aires suelen representar el grueso de las recaudaciones para prácticamente todas las películas, nacionales y extranjeras, que se estrenan en el territorio argentino, estas películas zonales han logrado, en la mayoría de los casos, más del 50 por ciento de las ventas en sus respectivas provincias.

Rosendo Ruiz, director cordobés de "De caravana" y "Casa propia", comenta: "Nosotros la única experiencia que tuvimos de mucho público, teniendo en cuenta la propuesta con la que salimos, fue con “De Caravana”. Salimos en tres salas y tuvimos un poco más de treinta mil espectadores en diecisiete semanas. Para Córdoba fue un récord. Pero estamos en un marco mayor, en una lucha de ver cómo nos metemos en la cabeza del espectador, cómo llegamos a él a través de la comunicación para que tengan la posibilidad de agendar e ir a ver nuestras películas. Creo que el cine viene luchando para que el espectador promedio vea cine argentino. Yo no pierdo la esperanza de que alguna vez vuelva a suceder, como en la década del 50, del 60, donde se iban tanto a ver películas norteamericanas como argentinas. El público nos apoyó en ese momento, pero se dieron un montón de circunstancias para que la película siguiera en el cine: los medios principales nos hicieron notas y se muchos otros factores. Al espectador le encantó ver a Córdoba en la pantalla de los cines, le gustó mucho verse reflejado en el espíritu cordobés y espero que vuelva a pasar lo mismo. Obvio que es mucho más difícil entrar a Buenos Aires con un cine hecho fuera de ahí, pero seguimos trabajando para lograrlo".

EL SIGUIENTE CUADRO CUENTA CON SÓLO ALGUNAS DE ESTAS PELÍCULAS PARA DAR CUENTA DE SUS LANZAMIENTOS Y RECORRIDOS COMERCIALES