Quieta y en movimiento

Con la promesa de reducir su peso a la mitad y de ser notablemente tolerante a los temblores de las tomas en movimiento, llega al mercado un estabilizador que aspira a revolucionar el sistema de steadicam.

Nota publicada en la edición impresa del número de mayo de 2013.

 

Al parecer, no todo es steadicam en el terreno de la estabilización de cámaras. Si bien este sistema, que debutó en el cine de la mano de Stanley Kubrick en The Shining (1980), es el más extendido a la hora de desterrar los temblores de las tomas en movimiento, las innovaciones en este campo están a la orden del día. Realizadores y camarógrafos de todos los estratos de la industria cinematográfica observan con atención la llegada al mercado de un nuevo equipo de aspecto futurista que promete una estabilización más lograda aún que la del steadicam con la mitad del esfuerzo para el operador.

El estabilizador MōVI, desarrollado por la empresa Freefly Systems permite ensamblar cualquier cámara profesional en el centro de su estructura y realizar los más variados movimientos durante la toma para luego dar con una notable fluidez en las imágenes producidas. A diferencia del sistema de contrapesos que caracteriza la tecnología del steadicam, aquí la sensación de flotación se logra gracias a un giroscopio que calibra y equilibra digitalmente la cámara, alcanzando un nivel de precisión y tolerancia a los movimientos sorprendente. Como se puede ver en el video demo del director Vincent LaForet, que ya circula por las principales redes sociales de video, el camarógrafo puede ir corriendo detrás de la escena -o incluso montado en patines- y su plano no perderá la estabilidad en todo el recorrido.

Teniendo en cuenta el problema que constituye el peso a la hora de operar un steadicam, este equipo de apenas 1,5 kilos empieza a configurarse como una opción superadora. El mismo puede ser operado individualmente o con un ayudante externo que controla la dirección de la cámara a través de un joystick para dar más espectacularidad a los movimientos. En los estados Unidos el valor del producto actualmente ronda los 15 mil dólares, pero la empresa fabricante ya trabaja en una versión de la mitad de su valor orientada a proyectos independientes.