"Soy lo que quise ser": Un hombre y su sueño

Se exhibe en el MALBA el documental sobre la figura del mítico director José Martínez Suárez, hoy Presidente del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, y que a los 90 años sigue tan activo como siempre.

Mariana Scaroney Betina Casanova, repasan en Soy lo que quise ser. Historia de un joven de 90 la vida de José Martínez Suárez, ícono del cine argentino a partir de un registro documental directo, con algunas entrevistas que profundizan detalles desconocidos de su carrera profesional y personal.

Su infancia en Villa Cañás, sus primeros pasos en la dirección, su reconocimiento, son sólo algunas de las instancias en las que Scarone y Casanova dividen el relato. Un recorrido en el que el soporte se revela ante la cámara, e incluso se muestra cuál es el procedimiento para obtener el testimonio del director. Hay momentos entrañables, como por ejemplo el visionado de Dar la cara (1962) junto a Pablo Moret, escena en la que Martínez Suárez se relaja y entra en el juego del actor para reflejar una complicidad y una amistad entrañable.

Y justamente sobre la amistad y la pasión por el cine es por donde la película encuentra su mayor sostén.

“El amigo es un ser distinto, no todos son amigos, hay compañeros, compinches, pero el amigo es otra cosa. El otro día soñé con Alberto Parrila y Antoni Ripoll, figuras claves de la generación del 60, le doy mucho valor a la amistad, soy muy cuidadoso con eso. Es muy importante para mí, como cuando daba mi taller de cine, personalizado, de a uno. Así también conocí mucha gente, que sigo viendo. No salgo mucho, no puedo leer, estoy mal de la vista, leí, aproximadamente en mi vida 20 mil libros y películas también, records, que me gusta recordar. En un verano en Rosario, que pasaban cuatro películas a la noche y tres por la tarde vi los 100 días cine. En Villa Cañás el cine sólo se veía los fines de semana, porque era un pueblo trabajador. Con mis cinco amigos esperábamos atrás de un eucaliptus, que yo le decía álamo que llegaran las películas, hace poco hicimos la misma foto con cuatro. Hace poco nos invitaron con mis hermanas al cine de mi pueblo que le pusieron mi nombre, es un gran honor y una sorpresa, supongo que ahora puedo entrar como quiero, es mi casa”, dice Martínez Suárez sobre la amistad y el cine.

Soy lo que quise ser. Historia de un joven de 90 apela al conocimiento público sobre el protagonista, y le realiza un homenaje políticamente correcto, con todos los elementos que componen al documental tradicional y que destacan la figura de este hombre, seductor, carismático, referente y fuente de inspiración y conocimiento.

Soy lo que quise ser. Historia de un joven de 90 se puede ver en MALBA los domingos a las 18.