Valentin Grimaldi cuenta todo sobre Food Truck Challenge

Ya se puede ver en Sony “Food Truck Challenge”, la mayor competencia de food trucks de Argentina, los viernes a las 22.00 horas.

El host, Valentín “Cook” Grimaldi -chef con más de 20 años de experiencia en el rubro y head chef de una de las plataformas digitales gastronómicas más exitosa de Latinoamérica-, será el encargado de recorrer festivales junto a invitados especiales y seleccionar a los mejores food trucks de Buenos Aires, quienes competirán hasta coronar al ganador.

El show nos introduce a un mundo de personas arriesgadas que fueron capaces de dejar todo para cumplir un sueño y ser dueños de su destino. La competencia por encontrar el mejor food truck de Buenos Aires es simplemente una excusa para deleitaremos, no sólo con los platos más deliciosos, sino también con los relatos más inspiradores.

El reality tendrá tres partes: la primera será la etapa de clasificación, la segunda será semifinal, y la tercera y última, la tan esperada final. La primera instancia comenzará con tres food trucks compitiendo en cada episodio. Habrá un ganador en cada uno y avanzarán los cuatro food trucks a la siguiente etapa.

En la semifinal, los cuatro ganadores sortearán una prueba sorpresa evaluada por el host y dos jueces invitados. Los tres mejores food trucks pasarán a la gran final y uno quedará eliminado.
 
En la instancia final estarán los tres mejores food trucks y se enfrentarán en dos pruebas sorpresa (evaluadas por el host y dos jueces invitados). El food truck que obtenga mayor cantidad de votos será el ganador de la competencia.

Hablamos con Grimaldi para conocer más detalles de la nueva temporada.

¿Cuáles son tus expectativas ante el estreno de la segunda temporada?

Que la gente se vuelva a enganchar como en la primer temporada, este año es mucho más vertiginoso, se van a conocer mucho más de las historias de vida de los dueños de los camiones, y yo en las evaluaciones voy a estar mucho más riguroso.

¿Cómo te sentís con el rol de host del show?

Muy bien, aprendiendo, rompiendo la barrera de ser conductor sin tener un cuchillo en la mano y estar cocinando. Es siempre lindo hacer el esfuerzo para superarse a uno mismo.

¿Qué aditamentos le agregaste a tu participación y qué sabías que no ibas a representar en la pantalla?

Posiblemente sea mi humor áspero, y la velocidad de la contra pregunta para hacer dudar a los participantes. Segurísimo que no iba a ser tibio, esto más allá de todo no deja de ser una competencia, y tiene que ganar el mejor.

¿Cómo fue pasar de un lado al otro?

Difícil y desafiante.

En Food Truck Challenge, más allá de la comida, se prioriza también las historias de emprendedores en el ambiente, qué consejo podés darle a alguien que quiere iniciar en la comida, y, particularmente, en los foodtrucks?

Que no se mande sin analizar todas las posibilidades y adversidades, es muy difícil llevar adelante un negocio sobre ruedas, con todo lo que eso significa.

¿Qué fue lo más difícil que te tocó atravesar como host en alguna de las dos temporadas?

Quizás el enojo de algunos dueños con el ego demasiado arriba y poca capacidad de recibir de buena manera una crítica constructiva. Las variaciones de clima también algunas veces fueron difíciles de atravesar.