Crítica «The Boys»: 2° Temporada

La segunda temporada de la adaptación del cómic de Garth Ennis demuestra que las historias de superhéroes todavía pueden ser subversivas sin perder un gramo de magia narrativa

The boys

La primera temporada de “The Boys”, basada en el cómic de Garth Ennis, logró superar todas las expectativas de Amazon Prime Video y se convirtió en la serie original con más reproducciones dentro de la plataforma. No solo eso, sino que lo logró con un nivel de calidad que sorprendió a todos: al día de hoy la primera temporada mantiene un 97% de aprobación de los espectadores en sitios como Rotten Tomatoes. La segunda temporada, entonces, era un plato fuerte y no solo para el público consumidor de contenido de superhéroes.

“The Boys” presenta un mundo en el que los superhéroes representan el lado oscuro de la celebridad y la fama. Un grupo de vigilantes que se hacen llamar «The Boys» decide hacer todo lo posible por frenar a los superhéroes que están perjudicando a la sociedad, independientemente de los riesgos que ello conlleva. Con Billy “The Butcher” como líder y Hughie como protagonista, corazón y alma del grupo (es él quien lleva la batuta de la serie y representa al espectador en este universo), la segunda temporada encuentra a nuestros protagonistas escapando de la ley, cazados por los Supes (los superhéroes), con Homelander (una especie de Capitán América mezclado con Superman, pero con la vara moral de Donald Trump) a la cabeza.

Más artículos
«Gambito de Dama», la serie más exitosa de la historia de Netflix