«Cruella»: Hablamos en exclusiva con Emma Stone

La protagonista de la nueva megaproducción de Disney charló con Haciendo Cine sobre su input en la nueva versión del clásico personaje.

De manera virtual, como hacemos todo en este momento, Emma Stone participó del lanzamiento global de «Cruella», que se estrena hoy en Disney+ y en cines habilitados. Stone encarna al clásico personaje creado por Walt Disney en 101 Dálmatas, que fue encarnado previamente por Glen Close en un live action.

Stone en Cruella encarna a Estella, una joven con mucha ambición que al enterarse de quién realmente fue la asesina de su madre, decidirá tomar venganza. Craig Gillespie (I, Tonya) está detrás de las cámaras de esta potente adaptación y reinvención que puede verse en Disney+ con un costo adicional de $1050.

Para vos, ¿Cruella tiene debilidades? ¿Cuáles son?

Por el hecho de que ella es humana, por supuesto, tiene debilidades. Yo diría que es una película sobre cómo tus debilidades se convierten en tus fortalezas.  Aunque, este no es necesariamente un personaje con aspiraciones, por así decirlo, excepto por el hecho de que ella está aprovechando su creatividad y lo que es de una manera muy fuerte, y está aprendiendo a aceptar que quien es en su naturaleza gana al final. Esa sería su mayor debilidad al final, porque el personaje original de Cruella De Vil llega a algunos lugares bastante oscuros, y yo no llamaría necesariamente a eso una cosa positiva.

¿Te sorprendió que fuera tan oscura?

Sí, creo que Dsiney realmente le dejaron a Craig (Gillespie) y a Tony (McNamara) escribir y hacer lo que querían hacer. Y, no sé, creo que es definitivamente oscura para una película de Disney. Tal vez no para un tipo de película realmente intensa de clasificación restringida, pero sí, era más oscura de lo que he visto en una película de Disney desde hace mucho tiempo.

¿Estella o Cruella? ¿Qué personaje preferís para vos y cual fue más difícil de encarnar?

Hay una especie de rechazo a Estella que llega a un punto, es dulce, pero no está totalmente encarnada. Así que yo diría que hay algo en Cruella que es bastante tentador, porque ella simplemente es quien es. Ella está en plena aceptación y autonomía allí. Así que estoy un poco interesada en ese mundo aunque ella hace algunas cosas que no creo que cruzaría necesariamente. Pero para ser honesto, prefiero a Cruella. Es muy divertida de interpretar.

¿Es importante no creer necesariamente que es el villano de la historia, sino también entender su motivación para encarar un personaje como este?

No creo que sea capaz de interpretar a un personaje si realmente pensara que es malo, que es un villano. Quiero decir, creo que es la única manera que realmente puede  ser. ¿Crees que alguien malo camina por el mundo pensando que es malo? Quiero decir, no lo creo. Creo que piensan que tienen razón. No entra pensando, yo soy el malo.

Eras fanática de 101 Dálmatas, y ahora encarnas a Cruella. ¿Sensaciones?

Me encantaban los dibujos animados de 101 Dálmatas. Me encantaba especialmente que los perros se parecieran a sus dueños. Siempre pensé que era muy divertido. Y recuerdo que de niña intentaba ver si los perros se parecían a sus dueños, y muchas veces lo hacían. Pensé que Cruella era un personaje tan divertido. No fue tan sencillo como recibir una llamada para interpretar a Cruella. Fue hace seis años. Quiero decir, fue mucho antes de rodar la película. Había una especie de idea. Ya sabes, Disney tiene todos estos personajes que, y hay una especie de lluvia de ideas. Y en realidad, fue un proceso de unos cuatro años y diferentes escritores y diferentes cosas fueron puestas sobre la mesa, y realmente se sentía como si no pudiéramos nunca hacer la película de Cruella.

 

Más artículos
«Sky Rojo»: Hablamos con los creadores del nuevo hit español