«Interrogation»: Kyle Gallner en un true crime único

Haciendo Cine dialogó con el intérprete, a quien su participación en series como Veronica Mars y la remake de Pesadilla, lo posicionaron en Hollywood para grandes roles.

Tras haber participado en varios films de género, Kyle Gallner vuelve a incursionar en la televisión con un programa inspirado en hechos reales que lo tienen en un rol interpretativo único. Basada en una historia real que abarcó más de 30 años de investigación, «Interrogation», que puede verse en Paramount+, tiene a Kyle Gallener encarnando a Eric Fisher, un joven acusado y condenado por asesinar brutalmente a su madre.

Haciendo Cine dialogó con Gallner, quien reveló detalles de su comprometida interpretación en Interrogation, creada por Anders Weidemann y John Mankiewicz, protagonizada por Gallner, Peter Sarsgaard, Kodi Smit-McPhee y Ellen Humphreys. Se puede ver completa en la plataforma de los grandes estudios americanos.

¿Cuál es el principal desafío de estar en un show inspirado por eventos reales?

El principal desafío, creo que a partir de las libertades que se toman en Hollywood a contar las historias, la verdad se pierde. Acá se intentó de respetar los hechos reales, buscando una narrativa propia, indagando en qué paso realmente, dejando de lado algunas cuestiones que tienen que ver con el género true crime, logrando además que no se sepa quién es realmente el malo o el bueno.

¿Fue complicado dividirte en esos dos roles?

Es algo que nunca hice antes, y por suerte tengo un hermano diez años menor. Tomé algunas cosas de él, traté de recordar cómo uno se movía de más joven, físicamente. Luego de que va a prisión, pasé a entender que se iba a parar de otra manera. Estuve viendo algunos detalles, no sé si todos se darán cuenta, pero traté de poner muchas cosas pequeñas.

¿Cómo preparaste el personaje, leíste algo sobre él?

Me ayudó mucho que los guionistas sabían absolutamente todo. Cuando me reuní con ellos, tenían un espacio con toda la información, similar a lo que vemos en películas, con recortes, cintas rojas uniendo todo. Les pude preguntar y tener respuestas sobre todo. Y eso me ayudó muchísimo, fue invaluable, así pude preparar los dos estadios del personaje.

¿Cómo te preparaste “mentalmente” para, de alguna manera, transmitir las emociones del personaje?

Es algo complicado, pero lo más importante es entender que no puedes prejuzgar al personaje. El dice todo el tiempo que es inocente, y entiendo que mi opinión no importa, porque puede estar equivocada. Lo que hay que creer es lo que el personaje cree, y si andas en un camino diferente, podés hacer creer otra cosa. Uno tiene que reflejar la verdad de cada momento, que en un momento es una y en otro momento otra. Es complicado, porque en el medio está el asesinato de la madre.

¿Es la primera vez que interpretas a alguien real, si pudieras elegir otro personaje inspirado en la vida real, quién sería?

Oh, no sé, no tengo idea, Elvis sería cool.

Te veo como Elvis…

Sí, de más joven seguro, ahora no sé. Seguramente hay muchos otros personajes pero no puedo ahora siquiera pensar en quién.

¿Qué hizo que seas parte del programa?

Hice varios castings, mi agente me envío el guion de los primeros tres episodios y vi el desafío de interpretar un personaje de joven y de más grande. Hasta físicamente era un desafío, además que la historia era increíble, estaba Peter Saarsgard, había muchos elementos que hacían que quisiera ser parte.

El show debe haber sido complicado de comprender desde el guion. ¿Cómo fue tu proceso?

Complicado, no te voy a mentir. Tuve muchas preguntas, pero me ayudó el hecho de entender los puntos de vista de los personajes, basados en sus recuerdos. Para algunos Eric sería un monstruo, para otros un héroe. Más allá de la verdad, de hecho hasta trabajando confundíamos algunas cuestiones, pero desde que interpretas con verdad al personaje todo es más fácil.

El programa tiene un formato diferente. ¿Cómo lo podes explicar?

Podes enfocarte en las diferentes perspectivas de los personajes, el espectador es una especie de investigador. No tenés todo en orden, sino versiones, mis versiones, que serán diferentes  a las de otro personaje, y así se puede crear en el espectador diferentes narrativas, contemplando sus propias narrativas. Es más subirte a una posibilidad de narración.

¿Hay que verlos en orden?

No creo, leí que algunos espectadores la disfrutaron viendo por fechas, no en orden. Muchos disfrutaron a partir de determinados episodios, pero no creo que haya un secreto.

¿Cómo viviste las escenas de interrogación?

Fueron increíbles, pero horrorosas a la vez. Encima fue lo primero que rodamos, en una pequeña sala, 13 horas, la escena más intensa de toda la serie. Una locura. Encima verlo a Peter, completamente diferente a lo buena onda que siempre es, lo hizo más difícil. Yo estaba vulnerable emocionalmente y él es tan bueno que lo sentía profundamente.  Si bien fue una experiencia muy dura, también fue increíble.

¿Fue complicado ser parte del show?

Hacer un programa de televisión es difícil, hacer que todas las piezas funcionen, yo sé qué tengo que hacer para que funcione mi parte, pero soy parte de un todo, y agradezco todos los días el poder hacer este tipo de cosas.

¿Cuán cansador es ser parte de films de terror?

Te cansa. Estar en lugares tan complicados con tanta tensión, te agota mentalmente. En el género slasher, por lo general es estar cubierto de sangre, correr. Es agotador, pero a la vez es emocionante también.

¿Te gustaría hacer otro género?

Me gusta hacer varios géneros a la vez. Soy un afortunado de estar en proyectos populares. Nunca dije no a nada. Si es bueno, lo hago, si entiendo que será un desafío. Me gusta la comedia, la acción, la acción física. Es lo lindo de esta profesión, el poder hacer varias cosas.

 

Más artículos
«Sangre»: lo nuevo del director de «El Incendio» llega a Cine.ar