“La Jauría 2”: su elenco cuenta detalles de la nueva y espectacular temporada

Lucía Puenzo oficia de showrunner de esta atrapante propuesta chilena que ya puede verse por Prime Video

La segunda temporada de La Jauría, la serie chilena dirigida por Lucía Puenzo, ya está disponible en Amazon Prime Video, con ocho episodios que reflejan al escuadrón policial especializado en delitos de género frente a fuerzas desconocidas y al status quo de la élite económica mientras intenta derribar una red de poder misógino que opera desde la Deep Web con el único objetivo de identificar y dañar a las mujeres.

Protagonizada por Antonia Zegers (Dignidad Club), Daniela Vega (Una Mujer Fantástica), junto con Paula Luchsinger (Ema, Tranquilo Papá), Antonia Giesen (Ema, Inés del alma mía), Giannina Fruttero (Ema, Ramona), Clemente Rodriguez (Pobre Novio, Casa de Muñecos), Giordano Rossi (La Jauría) y la participación especial de Mariana Di Girolamo (La Verónica, Ema), HaciendoCine pudo hablar en exclusiva con Vega, Luchsinger y Zegers para saber detalles de la serie.

¿Cómo fue reencontrarse con los personajes?

Daniela Vega: Fue súper entretenido y además la pasamos tan bien trabajando juntas que es una experiencia super placentera.

Antonia Zegers: Fue tan intensa la primera temporada y nuestra experiencia con esos personajes que yo a Olivia ya la siento parte de mí. Cuando leí el guion de la segunda temporada era volver a habitar algo muy cercano. Me llegó muy adentro ese personaje y fue como reencontrarse con una esquina de uno muy privada y muy cercana también.

Paula Luchsinger: Fue un desafío, al igual que la primera, porque los personajes cambian mucho. La primera temporada les cambia la vida a todos y todas. Fue reencontrarme con Celeste, pero otra versión de ella: una que trataba de negar su deseo y pasión, volviendo a la sed de justicia que la representa. Fue volver a un lugar placentero.

Veníamos de años de consumir series con mujeres policías extranjeras, pero ahora tenemos las nuestras, y en esta temporada cada uno de sus personajes tienen otras características. ¿Cómo dialogaron con esta nueva realidad de ellas?

Antonia Zegers: El arco que yo olfatee, como mi secreto, mi camino interno, es que todos los personajes en la primera temporada perdieron algo, y mi personaje sigue en la misma oficina con el mismo jefe. Habitar esa mediocridad es doloroso y frustrante, entonces ella parte desde el letargo, tomando ansiolíticos, viendo que todo el mundo se movió y ella no. Ella es una mujer ética y el arco que hace en esta temporada es volver a conectar con su fuerza, convicciones y su capacidad para poner el cuerpo y alma en lo que ella cree o quiere defender.

Paula Luchsinger: A mi personaje le pasa algo un poco parecido que al de Antonia. Mi viaje fue ver lo que pasó en la temporada pasada. Ahora desconfía de todo el mundo y se convierte en la cuidadora de su hermana. Está medio anestesiada, y es muy tajante con esto, con una relación muy endogámica con la hermana hasta que pasa algo que daña a una persona que ella ama profundamente y se da cuenta que nunca podrá escaparse de esto y lo único que podrá hacer es enfrentarlo. Así que ella hace ese camino, convirtiéndose casi en una mártir, donde para ella no es ella importante sino la causa.

Daniela Vega: Mi personaje se transforma en una especie de “luciérnaga”: habita lo nocturno y con esa pequeña luz que tiene puede iluminar algo para poder leer. Me parece entretenido que los personajes puedan tener esa versatilidad de movimiento, encontrando un método de engranaje que puede calzar con las personas, fundiéndose con uno, haciendo que uno pueda sentirse reflejado. Elisa tiene en esta temporada un camino muy pedregoso y tal vez pueda conseguirlo o no, pero allí está apoyando a sus compañeras desde donde puede porque sus movimientos se limitan.

En esta temporada están más activos los personajes…

Antonia Zegers: Y en el caso de Elisa y Olivia, que eran antagónicas, cambian la competencia por la colaboración. En la primera temporada, ahora Elisa empuja a Olivia a sus límites, y como ella está en esa sensación de mediocridad comienza a reaccionar al ser interpelada por Elisa.

Paula Luchsinger: Elisa empuja a todas, a mi personaje también, y hay una relación como de mentora que sigue evolucionando, porque Celeste admira mucho a Elisa.

Daniela Vega: Y Elisa las admira mucho a ellas, es un engranaje, es un trabajo desde lo actoral y desde lo ficcional, en equipo, de mujeres que luchan por ello y eso no puede ser más real.

¿Cómo fue reencontrarse en el set?

Antonia Zegers: Fue reencontrarnos luego de la pandemia, fue la primera ficción que se hizo después del confinamiento duro, tras haber estado encerrados en nuestras casas. Nuestro oficio no es para estar encerrados en las casas, así que volvimos a un rodaje grande, con mucha gente, complejo y en pandemia. Así que fue la vuelta fue entre la emoción de ejercer el oficio y volver a actuar, muy conmovedor el volver a vernos en un set, con esa delgada línea roja que en cualquier minuto se paraba la producción por contagios. «La Jauría» tuvo una doble trama: la de la ficción y esta de rodar en pandemia.

¿Cambió la relación en el set por el tema de protocolos, testeos, mascarillas?

Antonia Zegers:  Lo que más sentís es miedo, porque en la primera etapa de la pandemia se instaló que había que tener miedo al cuerpo del otro,  y eso es muy jodido y triste como humanidad. Entonces había miedo. Creo que ahora se ha ido soltando y nuestra naturaleza es resiliente y prefiere el contacto.

Daniela Vega: Yo la pasé regio, siempre la paso “chancho” cuando estoy con las “chiquillas”. Para mí es una cosa muy divertida, y bueno, sí hubo mucho PCR’s y la mascarilla. Pero bueno, un poquito más de maquillaje, no pasa nada. Había muchas ganas de reencontrarnos, eso principalmente.

Paula Luchsinger: Me sumo a las palabras de mis compañeras. Fueron siete meses sin trabajar, y el proyecto se iba a hacer antes. Ya estaba con el personaje en el cuerpo, pero se paró. Primero fueron dos meses, pero crecía la pandemia y la incertidumbre. Cuando por fin pudimos hacerla fue un placer, entregándonos a hacer esta temporada con todo. Sobre todo por esta temporada que era muy desafiante y entretenida de hacer.

¿Qué es lo que más les gusta de sus personajes?

Antonia Zegers: Me gustan las contradicciones de Olivia, la capacidad que tiene para moverse de un lugar a otro, ideológico y emocional y sobre todo me gustan sus errores.

Daniela Vega: Me gusta su arroje y rebeldía, creo que por ahí estamos un poco cerca y me gusta eso de ella.

Paula Luchsinger: De Celeste me gusta y admiro su valentía, soy una persona miedosa, y habitar su cuerpo es placentero y me gusta, y me enseña mucho, me gustaría ser más como ella.

 

Más artículos
“Desierto particular”: Aly Muritiba y una de amores imposibles