“Luis Miguel»: Todos los secretos del fenómeno con el estreno de su temporada final.

Ya está disponible en Netflix la última entrega de la vida del astro de la música.

LUIS MIGUEL LA SERIE - Temporada 2 (L to R) DIEGO BONETA as LUIS MIGUEL in LUIS MIGUEL LA SERIE Temporada 2. Cr. CAMILA JURADO/NETFLIX ©️ 2021

Adiós definitivo para la propuesta que no sólo revolucionó el formato de series en la región, sino que además permitió conocer aspectos desconocidos del ídolo de la canción latinoamericana. En el final, un Luis Miguel endurecido por las pruebas de la vida, encarnado magistralmente, una vez más, por Diego Boneta, se mostrará incólume ante nuevos desafíos.

Haciendo Cine dialogó con actores y creadores del programa para saber detalles de una propuesta única.

Los Creadores

Carla Vargas y Pablo Cruz son los showrunners de Luis Miguel: La serie, un proyecto que reinventó las series biográficas y que se despide en el mejor momento de su historia.

Cuando imaginaban la serie, ¿sabían que se iba a convertir en el fenómeno que finalmente es?

Pablo Cruz: Nunca, claro. ¿Quién calcula esto? Es imposible, pero sí sabíamos que había algo único, y le echamos ganas para hacer un tipo de televisión que no se hacía en México. Algo más complejo que lo que se hacía hasta ese momento y el resultado superó nuestras expectativas. Estamos felices, por la ansiedad por esta temporada, que al encontrarse con los espectadores es una alegría para todos porque la gente es muy  fiel a la serie.

Carla Vargas: Uno puede darlo todo en su trabajo, que es lo que hicimos, y el resultado es lo que el universo decida. Sabíamos que teníamos algo bueno porque le pusimos muchas ganas y esfuerzo, dimos todo de nosotros como equipo y sabíamos que estábamos orgullosos de lo que habíamos hecho, pero nunca imaginamos la repercusión internacional que tuvimos.

¿Es difícil despedirse del proyecto?

Pablo Cruz: Es algo muy esperado, pero también muy triste. Fue un proyecto de cinco años, entregando nuestro corazón, pero también con ganas de dejar de pensar en Luis Miguel todo el tiempo y felices de entregar esto al público. Pero también con ganas que nos devuelvan nuestras vidas también, agradecidos, por el éxito, porque nos cambio la vida, pero agradecidos porque se acaba.

Carla Vargas: Se termina en el momento adecuado en términos de la narrativa. Irán viendo conforme avanza a la temporada, que termina de una manera muy natural, muy lógica dentro de la historia. Dejamos todo sobre la mesa lo que había que contar, era un buen momento a nivel narrativo y de equipo creativo. Llevamos viviendo en este universo cinco años, es un ciclo maravilloso y que llegó a su cumplimiento.

Han puesto la vara muy alta sobre lo próximo que harán…

Pablo Cruz: Cada quien estará trabajando en su esquina. Nos unió este proyecto, pero cada uno ahora irá a los propios, en pausa en este tiempo. Aparte de eso, estaremos viendo qué pasará, disfrutar del éxito, contentos que se nos hayan abierto muchas puertas y con ganas de explorar cosas nuevas.

Carla Vargas: Es una gran etapa para los contenidos de habla hispana, con un gran crecimiento y con una audiencia que eleva su estándar y expectativas sobre los contenidos que quiere consumir. Desde nuestra primera temporada a ahora todo ha cambiado a pasos agigantados, las cosas se han ido moviendo en tiempos muy rápidos. Eso es maravilloso y nos deja muchísima ilusión por lo que viene. El tablero se volvió más grande pero las aventuras creativas son las mismas, me emociona lo que se viene.

¿Cómo fue el trabajo con Luis Miguel?

Pablo Cruz: Es una dinámica que llevamos haciendo desde la primera temporada, hacemos pláticas y entrevistas, él tiene acceso a los libros y escuchamos los comentarios. Además fuimos muy respetuosos de su vida y de lo que él quiere y no contar.

Carla Vargas: Muy agradecidos por el enorme voto de confianza, y contamos con mucho respeto y libertad desde su lado, con un voto de confianza mutuo.

 

Los actores

Carlos Ponce y Plutarco Haza, dos de los intérpretes de la propuesta, también analizan cómo es que la propuesta rápidamente se convirtió en una de las preferidas del público de la región.

¿Qué presión se siente al interpretar o recrear a alguien contemporáneo?

Carlos Ponce: Yo creo que la presión mayor la tiene el protagonista, Diego. Nosotros tenemos personajes basados en figuras públicas o en algunos casos no tan conocidas. Pero en el caso de Diego, honestamente yo te digo que es una de las biografías o caracterizaciones más maravillosas que he visto, no importa el idioma. Yo, como fan de él, como actor, lo pongo allá arriba con algunas figuras que han hecho biografías importantes en películas americanas.

Plutarco Haza: Es interesante como actor. Este personaje es un híbrido de muchos abogados, entonces no me tocó ahora esta responsabilidad. Pero en Selena me tocó de hacer de un fiscal muy conocido, el que metió en la cárcel a su asesina, y sí primero tienes mucha presión por ser verídico con lo que estás haciendo y el personaje real. Pero en un punto te tienes que olvidar. De hecho lo hago yo como público, porque estás interpretando a un personaje nuevo. Entonces tienes que olvidarte para llegar a este ser humano, porque sino si lo haces con mucho respeto por el personaje lo haces por arriba porque no quieres que se vayan a enojar con lo que estás haciendo. Por eso tienes que olvidarte y decir: esta es mi interpretación, esta es mi versión de los hechos. Más allá de todo, e incluso si Luis Miguel viene y dice eso no pasó así, incluso, uno puede decir este es mi Luis Miguel o mi personaje

¿Juzgan a los personajes?

Carlos Ponce: Yo creo que sí, un poco, de nuevo, es una interpretación y uno trata de hacer lo mejor posible, basándote en el guion, tomando decisiones, sin conocer bien a la persona, tratando de ver el tono. Y uno puede tomarse así algunas licencias y tomar riesgos esperando que al televidente le guste.

Plutarco Haza: Yo todo lo contrario: me vuelvo el abogado defensor de mis personajes, no que quiera cambiar el texto y el público juzgará si está bien o mal. Me doy cuenta que todos los seres humanos siempre somos los protagonistas de nuestra vida, nunca somos los villanos. Aunque seas Hitler, incluso Hitler pensó que no era el villano, aunque lo interpretes tienes que pensar que eres el protagonista de eso. A mí que me ha tocado en mi carrera hacer de muchos antagonistas y villanos, siempre trato de todo lo contrario y en escena pienso que los malos son todos los demás. Yo soy el abogado defensor de mi personaje y creo que de esa manera llegas a un punto mucho más real, porque el ser humano es así, aun teniendo la culpa de algo siempre decimos que es el otro el que la tiene, al darte cuenta de eso, uno como actor tiene que siempre defender a su personaje y el director, el escritor y el público ubicarán al personaje en donde crean según sea el caso.

¿Cómo están viviendo este momento de tanto trabajo con las plataformas y en donde se cruzan talentos de muchas regiones? ¿Hay diferencias?

Carlos Ponce: Siento que hay una integración muy interesante, antes tenías que llegar, por ejemplo a México, y tomabas cierto personaje, lo mexicanizabas un poco para que no chocara el personaje con el acento caribeño que tengo yo, por ejemplo, la globalización permite que una serie de España quiera tener a un argentino o una cubana en las series atravesando físicamente países para hacer trabajos que te sacan de los lugares en donde te ubican en tu propio país, ofreciéndote la oportunidad de hacer muchas otras cosas más que sólo melodrama o comedia, me alegra mucho y estoy muy agradecido con el método de trabajo del streaming.

Plutarco Haza: Tiene un lado difícil y un lado maravilloso. El difícil es que ahora compites contra todos. Antes para ganarte el personaje estabas entre los mismos cinco actores mexicanos con los que te topabas. Ahora compites con compañeros de otros países, por lo que te da más mérito ganarte el personaje. Lo maravilloso es que te da la posibilidad de trabajar en muchos proyectos con compañeros de muchos países, con diferentes temáticas. Pero también es más competitivo, no estás ya en México, sino en habla hispana, o angloparlante, estamos en una gran época pero tienes que estar 100 veces más preparado que antes.

En Luis Miguel los managers son la clave del formato. ¿Qué relación tenés con el tuyo?

Carlos Ponce: Siempre he sido mi propio manager, mi hermano menor es al que traje cuando empecé con la música y fue por 20 años mi manager. Ahora tengo una compañía donde mi socio y yo representamos a otros artistas. Mi personaje era amigo de Luis pero no lo manejó.

¿Qué canción de Luis Miguel ha marcado tu vida?

Plutarco Haza: Me he dado cuenta, sin haber sido el principal fanático de él, si en mi casa mis hermanas, yo decía que era más oscuro y escuchaba otro tipo de música, pero al ver la primera temporada entendí que ha estado presente en mi vida, y  No me puedes dejar así, por ejemplo, ha sido la banda sonora de mis primeros rompimientos, hay algo que en ella me resuena

Carlos Ponce: Tantas décadas de éxitos tiene que haber una canción de él que estuvo presente en tu vida.

Plutarco Haza: Se vuelve un soundtrack de tu vida.

 

Más artículos
«Los que Vuelven»: Miedo en la selva