“Power Book II: Ghost”: Daniel Sunjata ingresa en un mundo de peligros

El actor se suma a la segunda temporada de la exitosa serie de Starz Play.

STARZPLAY acaba de estrenar la segunda temporada de la exitosa serie «Power Book II: Ghost», que revela grandes desafíos y dilemas éticos aún mayores que enfrentan los personajes.

En la segunda temporada, Tariq St. Patrick, obligado a tomar la vida de su profesor, Jabari Reynolds, se encuentra alejándose más de aquello por lo que ha estado luchando: su familia. Con Tasha en testigos protegidos, Tariq sabe que debe sacrificar cualquier cosa para salvar lo que aún queda de su familia. Daniel Sunjata se suma como Meka al show y Haciendo Cine pudo dialogar en exclusiva con él.

¿Qué es lo que más te gusta interpretar del personaje y qué no?

Lo que me gusta más de Meka es lo diferente que es a otros personajes que hice hasta ahora, es un chico malo, pero tiene aspectos humanos. Al mismo tiempo, no tengo nada que no me guste, me gustó mucho hacerlo, y no lo sentí como un trabajo.

La temporada la grabaron durante pandemia. ¿Cambia mucho para un actor esto?

La producción, el canal, 50 Cent, todos, se encargaron de poner a los actores en un lugar a salvo. Lo mismo al equipo. Fueron muy cuidadosos, al máximo que pudieron. Y al mismo tiempo también trataron que esto no fuera algo dificultoso. Hicimos lo que había que hacer tratando de estar todos a salvo, y nada nos impidió divertirnos y ser creativos.

Más allá de esta serie, estuviste en muchas propuestas. ¿Pero cuándo supiste que querías ser actor?

No lo he pensado mucho porque en realidad sucedió desde que era niño. No soy joven, y eso nos lleva a las primeras películas de Star Wars, Indiana Jones, y con mis amigos delirábamos con eso en el patio, que era donde jugábamos. Es un poco eso, nada más que ahora hay cámaras super costosas y gente que te da una Diet Coke si tenés sed. Desde que era chico quise hacer esto.

¿Cómo te pusiste en los zapatos del personaje y qué hiciste para sacarte la intensidad del rol?

Me acerco a cada personaje de manera diferente y en Meka ingresé sobre cómo lucía: me afeité la cabeza, me dejé la barba. Me llevé el personaje a casa, pero para aflojar, el whisky funciona de maravilla (risas). Un poco de vino, un trago, la “hora feliz”, ir al gimnasio, descansar. Así me saco al personaje.

Más artículos
Salas: Cierra el mítico Cinema City General Paz