“The Dropout”: hablamos con una de las protagonistas, Michaela Watkins

La actriz acompaña a Amanda Seyfried en la celebrada serie éxito de STAR Plus.

Michaela Watkins coprotagoniza la nueva serie de STAR+, The Dropout, que cada jueves estrena un nuevo episodio con su atrapante relato.

Protagonizada por Amanda Seyfried, que encarna a Elizabeth Holmes, la serie narra el intento de Homes a través de su compañía Theranos de revolucionar la industria de la salud después de abandonar la universidad y comenzar una empresa de tecnología. Holmes se convirtió en la mujer billonaria más joven del mundo y era categorizada como «la próxima Steve Jobs». Pero todo cambia cuando pierde todo de un momento para otro.

Hablamos con Watkins para saber más del proyecto.

¿Qué es lo que mas te atrajo del show?

Esta historia es increíble, con esta joven de 19 años que comenzó una empresa en Silicon Valley de casi 9 billones de dólares, en un lugar donde los hombres dominaban todo. Sin dudas es un club de hombres. Y ese ascenso meteórico contrasta con su caída: épica, cai shakesperiana. Vi el documental sobre el caso, la voz, su determinación, cómo emulaba a Steve Jobs. No pudo ser más atractivo el proyecto. De hecho, para Amanda es el rol de su vida, y no es algo frecuente para los actores. De hecho uno ve la serie y querés que sea exitosa, siendo mujer, probándole todo a estos hombres. Es algo muy grande, porque para las mujeres es complicado ingresar en este mundo, más allá que uno esté en desacuerdo con ella y con sus acciones.

Vivimos en tiempos oscuros, con la verdad devaluada. ¿Crees que The Dropout puede ayudar a que los espectadores puedan estar más atentos a las mentiras que los medios ponen en sus cabezas?

Si, creo que hay algo de la historia que interesa, porque ella habla y la gente la escuchaba, hasta para vender revistas. Ella podía convencer a quien quería para que le dieran el dinero para lo que quería. Y los medios amplificaban lo que hacía, la hacían imparable, nadie es perfecto, creo que que entre todos tenemos que apoyarnos y entender que el periodismo, el buen periodismo, es bueno, pero también hay que relajar un poco, sobre todo por los adjetivos que le damos a la gente, genio, brillante, el mejor, hay que calmarse, mejor que alguien se lo gane, y después reciba eso. Ella hacía algo que hasta el momento no lo había hecho nadie.

 

 

 

Más artículos
Hollywood posterga sus lanzamientos en Rusia