“The Terminal List”: Antoine Fuqua desembarca en Amazon Prime Video con Chris Pratt

El exitoso realizador, que colaboró con Denzel Washington y Jake Gyllenhaal, estrena serie

Basada en la novela bestseller de Jack Carr, «The Terminal List» es la nueva serie que Prime Video estrena este viernes con Chris Pratt, Constance Wu, Taylor Kitsch y Jeanne Tripplehorn, en roles claves y Antoine Fuqua como uno de sus directores.

«La Lista Terminal» sigue a James Reece (Pratt) después que su pelotón completo de SEALs de la marina de Estados Unidos fue emboscado durante una misión secreta de alto riesgo. Reece regresa a casa con su familia, con recuerdos contradictorios de lo que sucedió y preguntas sobre su culpabilidad. Sin embargo, mientras nueva evidencia sale a la luz, Reece descubre a fuerzas oscuras que están en su contra, poniendo en peligro no solo su vida, sino las vidas de la gente que ama. Hablamos con Fuqua para saber más detalles de su trabajo e inicios en el cine.

¿Cuándo supiste que querías ser director?

Creo que pasó cuando estaba en el secundario, cuando tomé una clase de arte barroco. Empecé a estudiar arte y un profesor nos nombraba a varios artistas como Koninck, Vermeer, Picasso, Caravaggio. Después vimos formas de artistas japoneses y una obra la reconocí por ser parte de «Los siete Samurais» o «Ran», y quise ver más películas de Kurosawa. Ahí entendí que quería hacer esto, porque yo amaba las películas, sin querer ser director. Pero una vez que entendí la forma del arte, empecé a trabajar en Nueva York en videos musicales y publicidades. Ahí entendí que mientras más estaba en el set, más miraba lo que hacían los directores y ahí me apasioné por la tarea.

Mencionaste a Kurosawa, pero ¿tenías otros directores o películas favoritas?

No pensaba en directores, sino que me gustaban las películas, como Alma Negra, Enemigo Público, Apocalipsis ahora, El Padrino, Los siete magníficos (la original). Veo películas desde niño, sin saber quiénes eran los directores. Eso lo descubrí mucho después, grandes como John Huston o Francis Ford Coppola. Luego empecé a hablar con otros directores que me dieron pistas para llegar a íconos como Antonioni, o Sergio Leone, sus spagheti westerns, y más tarde me acerqué a directores más comerciales, en la empresa que estaba, como Jean Baptiste Mondino. Cuando estaba en Propaganda Films lo descubrí y nos hicimos amigos. También con Luc Besson, directores del estilo, hacíamos comerciales y videos. Después con David Fincher, Michael Bay, Spike Jonze, en Propaganda Films, nos convertimos en una gran incubadora. Ese lugar fue único, estábamos todos juntos trabajando y yo aprendí mucho en esa etapa.

Sos el creador de una nueva narrativa en las películas de acción. ¿Cómo surgen las ideas para presentar a los personajes de una manera completamente diferente y de introducir a la ciudad como un personaje más?

Es difícil para mí ver eso. Vos lo ves, la audiencia lo ve. Es difícil, es como mi música: la escucho, la siento, y la hago. Con respecto a la ciudad, es un personaje más para mí. Las locaciones son personajes importantes para mí y cómo muevo la cámara en ellas las trae a la vida. Es complicado hablar de esto para mí. Con los años tengo más sabiduría sobre esto y además evoluciona, espero en una buena manera.

¿Es tu primera serie de televisión?

No, he producido «Mayor Kingstown» y «The Resident», que en realidad es un show de televisión. Pero esta es mi primera serie de formato prolongado, más allá de Mayor Kingstown.

¿Pensás el proyecto como una larga película o la imaginas episodio por episodio?

No sé cómo luce episodio por episodio. Nuestro showrunner es increíble, tenemos a David DiGillio y el resto de los escritores. Yo lo pensé como una gran película, e impulsé constantemente esa narrativa, porque a veces venían y me decían “hay que tener cuidado con esto porque en el episodio seis tiene que pasar esto”. Y seguramente tienen razón, en un 100 por ciento, pero en lo que me enfocaba era en el episodio en el que estaba trabajando, no me importaba el episodio seis en ese momento. A veces, pensándolo como una película, tengo que pensar en esta pequeña película como una, que funcione.

No estás pensando en los cliffhangers…

No, lo pienso como una gran película, mi cerebro no funciona de esa manera.

¿Qué fue lo que más te atrajo del proyecto?

Chris Pratt. Quería trabajar de nuevo con él y somos amigos. El libro de Jack Carr, obviamente, me encantó. Quise primero que fuera una película pero entendí que la serie era más adecuada, por el tiempo. El libro y Chris es lo que más me entusiasmaron a hacerla.

La serie se estrenará en todo el mundo al mismo tiempo. ¿Qué sensaciones tenés?

Me siento bien, creo que es una oportunidad para los espectadores, porque tienen mucha acción, emoción, giros. Espero que a la gente le guste.

 

 

Más artículos
“Una sola noche”. Emilia Attias y Naim Sibara se enamoran en las cataratas