“Vuelta al perro”: Nicolás Di Cocco y un homenaje al teatro

El realizador debuta en la dirección tras varias producciones televisivas y su ópera prima es uno de los estrenos nacionales de esta semana.

El platense Nicolás Di Cocco presenta su ópera prima “Vuelta al Perro”, rodada en Salto, Buenos Aires, y protagonizada por su padre Daniel Di Cocco, y un elenco de figuras que incluye a actores amateurs y profesionales como Adriana Ferrer, Marcelo Feo, Alfredo Castellani,
Germán de Silva, Rafael Ferro, Marcelo Mininno, Mauricio Minetti y Mariano González.

En la historia de la vuelta de un hombre de teatro a su pueblo para recuperar la historia que impulsó su carrera, el director habla de cómo en las pequeñas ciudades permanece fuertemente esa idea de irse o quedarse para triunfar, preguntándose qué es el éxito y cómo se consolida. Para saber más de la película hablamos con el realizador, feliz, por el estreno en salas luego de varios años de espera.

“El día que vimos el primer corte final de la película se declaró la cuarentena estricta. Hicimos una corrección de prueba. Corregimos algunas cosas y a partir de ahí esperamos para estrenarla en sala, porque creo que el cine es para verlo en sala. Teníamos el compromiso con CINEAR, pero pudimos esperar, y al ser miembro de PCI, que también tiene su plataforma, también fue una oportunidad, porque federaliza los contenidos. Pero quisimos esperar a estar en salas, aun sabiendo que el mantenerse en salas en efímero y más si salís con Doctor Strange en la misma semana”, cuenta Di Cocco a Haciendo Cine.

Sobre la génesis del proyecto, el director cuenta: “La película surgió un poco por mi papá, que había hecho hace un tiempo una obra que se llama Homenaje Falso, basada en un cuento de Ricardo Piglia en el que, a su vez, se imaginaba basada en un cuento que no existe de Roberto Arlt. Escribimos unas páginas, tomando como base la idea de Piglia de ficcionalizar la vuelta de alguien que vuelve a su pueblo a hacer una obra. Que es un poco lo que me pasa a mí con las películas de pueblo, evitando la condescendencia del que vuelve. Encarar todo trabajando con mi papa fue algo especial”.

Acerca del desafío de dirigir a su propio padre, el director admite: “Tenía mucho miedo de dirigir a mi padre, pero siempre supe que era la decisión correcta que la protagonizara él, porque yo ya lo había dirigido anteriormente en cortos y cosas chiquitas de televisión, pero él tampoco había protagonizado una película, y encontramos el tono después de ver la serie El método Kominsky”.

«Vuelta al Perro» es la ópera prima de Di Cocco pese a que cuenta con una amplia carrera televisiva a sus espaldas, desde proyectos para Disney pasando por tiras y miniseries éxito como «Guapas» y «El Puntero»: “Este proyecto es completamente diferente a la televisión. Yo hice la serie ONCE para Disney que se vio en 56 países, y me permitió organizarme y entender más la planificación para trabajar en esta película. La serie me permitió parar un año para hacer una película, porque los directores en cine independiente somos los últimos que cobramos, y dejás todo, como en este caso que el proyecto es super personal. Siempre me hacen bromas sobre que yo no pertenezco a ningún medio, porque hice publicidad y televisión, también. Pero para mí contar el cuento es lo que importa no importa en dónde”.

Más artículos
“Express”: Esteban Meloni en la primera producción española de STARZ.